Enter your keyword

post

CARTA A MI ALMA MATER

CARTA A MI ALMA MATER

Miles de recuerdos vienen a nuestra memoria al pensar en nuestra Alma Mater. IAE es más que una institución, es una familia. Ser IAE es mucho más que exámenes, notas y boletines. Decir SOY IAE también es…

  • Haber sido recibido a las puertas del colegio por la Mora Cuchi y haber participado de los actos de Shabat en preescolar con su inseparable pandereta.
  • Alguien que te regala un “cuara” en el segundo recreo para comprar una bolsita de maní o unas cuantas pastillas de manzana después de que se te acabó el “dólar”.
  • Tener tus recuerdos de infancia atesorados en las grabaciones de video del Señor Mario.
  • Ese uniforme de gala que vió un sinfín de graduaciones, actos de Yom Haatzmaut, concurso de canastas de Shavuot y Juegos Florales, para terminar artísticamente autografiado por todos tus compañeros el último día de clase.
  • Vivir en cuerpo y alma los Titans. Sacrificar horas de sueño, tiempo con la familia y amigos por ser parte del equipo, no sólo como jugador, sino también como padre de familia, equipo técnico o simplemente como entusiasta en cada partido.
  • Cada 3 de noviembre llevar el uniforme mojado de la lluvia y el sudor pero la cabeza en alto, representando no sólo a nuestra patria pero también a nuestra alma mater.
  • Graduaciones vividas, satisfacción por el camino recorrido, donde cada diploma es un fósforo que irradia luz sobre nuestro futuro.
  • Los maestros y profesores que se convierten en mentores de vida, sus lágrimas furtivas al momento de decir adiós y el orgullo sentido por una labor bien hecha.
  • Los amigos que conocimos antes de saber sobre letras y números, y que luego de 12 años de aventuras juntos se convirtieron en hermanos de vida.
  • Cuando el alma se te estremece al cantar “Con paso firme valiente y decidido…” al reconocer los valores inculcados, lecciones de vida y memorias eternas.

La vida escolar es un período para la formación del carácter, la mente y el espíritu de cada mujer y hombre de bien. Las impresiones formadas durante este tiempo duran a través de toda la vida. Buenos hábitos, pensamiento racional, respeto a iguales y mayores, altruismo, amor a nuestro país e identificación con nuestra fe y cultura, y sobre todo nuestro sentido del deber como miembros de nuestra comunidad y nuestro país son los fundamentos que nos identifican como Einstianos.

Esta es mi Alma Mater. Esta es una parte de mi.

No Comments

Add your review

Your email address will not be published.